Título:  La problemática del Patrimonio Natural del Estado y la ocupación irregular de la ZMT  (Ponencia presentada en el Congreso de Derecho Notarial y Ambiente, Colegio de Abogados, agosto del 2013)

Elaborado por:  Msc.  Jorge Cabrera Medaglia

A.    Aspectos generales.

La Ley Orgánica del Ambiente solo enuncia el deber del Estado de conservar, proteger y administrar el recurso forestal y remite a la Ley Forestal lo relativo a la producción, el aprovechamiento, la industrialización y el fomento de estos recursos, garantizando su uso sostenible, así como la generación de empleo y el mejoramiento del nivel de vida de los grupos sociales directamente relacionados con las actividades silviculturales.

 La Ley Forestal,  No 7575 del 5 de febrero de 1996, establece en su artículo 1 como función esencial y prioritaria del Estado velar por la conservación, protección y administración de los bosques naturales, y por la producción, el aprovechamiento, la industrialización y el fomento de los recursos forestales del país destinados a ese fin, de acuerdo con el principio de uso adecuado y sostenible de los recursos naturales renovables. Además, velará por la generación de empleo y el incremento del nivel de vida de la población rural, mediante su efectiva incorporación a las actividades silviculturales.

La Ley define  al bosque de forma poco apropiada, pues deja por fuera ecosistemas que no calzan en este concepto. El bosque se define como el ecosistema nativo o autóctono, intervenido o no, regenerado por sucesión natural u otras técnicas forestales, que ocupa una superficie de dos o más hectáreas, caracterizada por la presencia de árboles maduros de diferentes edades, especies y porte variado, con uno o más doseles que cubran más del setenta por ciento (70%) de esa superficie y donde existan más de sesenta árboles por hectárea de quince o más centímetros de diámetro medido a la altura del pecho (DAP).[1] Algunos elementos incluidos en la definición, como el relativo a los árboles maduros, no se encuentran claramente conceptualizados en el ordenamiento jurídico nacional.

Descargue el artículo completo aquí.


[1] Sin embargo, para efectos del Convenio Marco de Cambio Climático, se ha utilizado una definición diferente de bosque: aquel que cumple con los parámetros de cobertura de copa (30%); área de parche forestal ( 1 hectárea) y altura de los árboles en sitio ( 5m). Resolución del SINAC R-174 publicada en La Gaceta del 14 de junio del 2005.

 

.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s