Título: El carácter democrático del desarrollo sostenible

Elaborado por:  Msc. Mario Peña Chacón

El concepto desarrollo sostenible fue acuñado por primera vez en 1987 en el informe denominado “Nuestro Futuro Común” de la Comisión Mundial sobre Medio Ambiente y Desarrollo (Informe Brundtland)  y  reconocido a nivel internacional dentro del seno de las Naciones Unidas por medio de la Declaración de Río sobre Medio Ambiente y Desarrollo de 1992, entendiéndose como “aquel tipo de desarrollo que satisface las necesidades de las generaciones actuales sin comprometer la capacidad de las generaciones futuras de satisfacer las propias”.

A nivel nacional, a partir de la reforma operada en 1994 al  artículo 50, la Constitución Política  reconoce un modelo de desarrollo económico y social absolutamente respetuoso y coherente con un ambiente sano y ecológicamente equilibrado. El concepto hasta hace poco aplicado  de desarrollo sostenible abarcaba un componente ambiental -la protección del ambiente-, uno económico -el desarrollo económico basado en la explotación sustentable del ambiente-, y uno social – se consideraba que el desarrollo económico y la conservación del ambiente conllevaban automáticamente el bienestar social. Sin embargo, el énfasis del modelo de desarrollo  se había venido centrando primordial y preponderantemente   en los  elementos  económico y  ambiental, relegando sistemáticamente en la práctica al factor social a un segundo plano.

Descargue el artículo completo aquí

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s